Cerrar

Cerrar


Agua y Aceite

Espacio para publicidad

Seguinos en:

El Estadio Futbol 5
Panaderia Azul

21/06/2018 - 17:24:41 hs.

Plantas de la Biblia (segunda parte)

Plantas de la Biblia (segunda parte)  ENTREGA VI  - PLANTAS MEDICINALES 

Por Eduardo Luis Farina - Facultad de Agronomía. U.N.C.P.B.A

El trabajo sobre las plantas de la Biblia está basado en la obra All the Plants of the Bible, en la Primera Parte se consideraron las plantas leñosas cuyos nombres comunes u otras partes de la planta, son iguales o semejantes a las cultivadas en la ciudad de Azul y se presentaron 16 especies agrupadas por sus principales usos (frutales, oleaginosas, forestales) y 6 de acuerdo a su hábitat (ribera de ríos, desierto).

En la Segunda Parte se tratan las plantas herbáceas y suculentas agrupadas según su importancia económica en hortalizas, legumbres, cereales, especias (condimentos vegetales), textiles, medicinales, ornamentales y malezas que serán descriptas a través de nueve publicaciones.

En esta entrega se brindan referencias sobre menta, ruda y áloe (especies exclusivas del Nuevo Testamento).

Sobre la menta se han encontrado 2 referencias, en ambas Jesús relaciona esta especie con la justicia, el uso medicinal de la menta, lo demuestra su presencia en una orden emitida por Carlomagno que reclama a sus campos para que cultiven una serie de hierbas incluyendo las "mentastrum" identificada actualmente como menta.

MATEO

Capítulo 23: versículo 23. ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que pagan el diezmo de la menta, del hinojo y del comino, y descuidan lo esencial de la Ley; la justicia, la misericordia y la fidelidad! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.

LUCAS

Capítulo 11: versículo 42. Pero ¡ay de ustedes, fariseos, que pagan el impuesto de la menta, de la ruda y de todas las legumbres, y descuidan la justicia y el amor de Dios! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.

La especie pertenece a la Familia Lamiáceas (Labiadas), su nombre latino Mentha longifolia (Mentha nombre griego de la ninfa Minta hija de Cocito, amante de Plutón; longifolia = de hojas alargadas).

Origen geográfico: Medio Oriente, crece a lo largo de cursos de agua, cerca de manantiales y en otros lugares húmedos.

Descripción

Hierba de duración perenne, rastrera, de unos 40 cm de altura.

Hojas: alargadas, dentadas, sin pecíolo.

Flores: de color rosa o lila dispuestas en espigas terminales.

Fruto: seco compuesto por 4 unidades pequeñas.

La ruda es mencionada solo una vez, se valoraba mucho por sus propiedades medicinales (desinfectantes y antisépticas), los principios activos o aceites esenciales de esta planta se encuentran principalmente en sus hojas.

LUCAS

Capítulo 11: versículo 42. Pero ¡ay de ustedes, fariseos, que pagan el impuesto de la menta, de la ruda y de todas las legumbres, y descuidan la justicia y el amor de Dios! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.

La especie pertenece a la Familia Rutáceas, su nombre latino Ruta chalepensis (Ruta nombre antiguo de la ruda; chalepensis, proveniente de Aleppo (Siria).

Origen geográfico: crece en lugares rocosos de Palestina, y la especie similar Ruta graveolens es nativa del sur de Europa.

Descripción

Hierba de duración perenne, de hasta 80 cm. de altura, con forma de arbusto en la base. Hojas: divididas, de color verde-azulado, con fuerte olor.

Flores: de color amarillo brillante, dispuestas en inflorescencias.

Fruto: cápsula.

Sobre áloe se encontró una referencia citada por Juan, el jugo de sus hojas carnosas y con forma de espada es amargo y se utilizaba como fluido de embalsamamiento en Egipto.

JUAN

Capítulo 19: versículo 39. Fue también Nicodemo, el mismo que anteriormente había ido a verlo de noche, y trajo una mezcla de mirra y áloe, que pesaba unos treinta kilos.

La especie pertenece a la Familia Aloáceas, su nombre latino Aloe vera (Aloe es un nombre  de origen muy incierto, podría ser derivado del griego aloé, oés) que designaba tanto la planta como su jugo, debido a su sabor, que recuerda el agua del mar; vera significa verdadero).

Hábitat: originaria probablemente de Arabia y naturalizada en regiones subtropicales y templadas de ambos hemisferios.

Descripción

Planta suculenta, perenne, con corto tallo aéreo.

Hojas: carnosas, arrosetadas, provistas de dientes espinosos solo en el borde, de color verde claro grisáceo, sin manchas.

Flores: tubulosas, dispuestas en racimos erguidos, de color amarillo.

Fruto: cápsula.

Observaciones

Las siguientes 4 referencias sobre áloe (singular y plural) del Antiguo Testamento, se refieren a una especie totalmente diferente, probablemente se trate del palo de áloe (o de águila) “Aquilaria agallocha”, pertenece a la Familia Timeláceas y es nativa del sudeste asiático, de ella se obtenía una especia preciosa que se utilizaba en tiempos bíblicos para perfumar vestimentas y camas.

NÚMEROS

Capítulo 24: versículo 6. Son como quebradas que se extienden, como jardines junto a un río, como áloes que plantó el Señor, como cedros junto a las aguas.

SALMOS

SALMO 45: versículo 9. tus vestiduras exhalan perfume de mirra, áloe y acacia.

PROBERBIOS

Capítulo 7: versículo 17. he perfumado mi cama con mirra, con áloes y cinamomo.

CANTAR DE LOS CANTARES

Capítulo 4 [El Amado] versículos 13. Tus brotes son un vergel de granadas, con frutos exquisitos: alheña con nardos, 14. nardo y azafrán, caña aromática y canela, con todos los árboles de incienso, mirra y áloe, con los mejores perfumes.

Curiosidades

El Aloe vera recibió el nombre de “la Planta de la Inmortalidad”. Los musulmanes la consideran un símbolo religioso, en la antigüedad, a los peregrinos a La Meca les otorgaban el honor de colgar una planta de áloe sobre el umbral de su puerta. Los chinos, fueron los primeros en usar la planta con fines medicinales. Entre las razones por las que Alejandro Magno conquisto la isla Socotra, al sur de Arabia, una de ellas era que allí se encontraban grandes cantidades de plantas de Aloe vera, que servían para la curación de heridas y enfermedades de sus soldados durante las conquistas. En el Antiguo Egipto, era de uso frecuente por las castas superiores, Cleopatra lo usaba como ingrediente esencial en sus cuidados diarios. Marco Polo la utilizaba para dolores estomacales; los indios para tratar su cabello; los árabes para hidratar la piel castigada por el desierto. Al finalizar la 2da. Guerra Mundial se comprueba que los habitantes de Hiroshima y Nagasaki que habían padecido quemaduras, después de un tratamiento con Aloe vera, se curaron más rápido y en muchos casos, sin señales ni cicatrices.

Fuentes

All the Plants of the Bible. Lytton John Musselman (Old Dominion University Norfolk, Virginia, Estados Unidos. 2007.

El Libro del pueblo de Dios. La Biblia. 1990 (traducción argentina).

Fuente: Prensa FAA

Volver

Todos los derechos reservados para Agua y Aceite 2010 rayosequisradio@gmail.com

Desarrollado porBestialmotions